Trastornos de Salud Mental

“Brain Health” de A Health Blog (CC BY-SA 2.0)

El límite entre enfermedad y salud mental no es un límite claro ni bien definido, y los criterios para designar a una persona como sana o enferma han variado según los distintos enfoques teóricos y a lo largo del tiempo, con lo que no hay un acuerdo general entre especialistas sobre cómo definir estos términos. Esto es comprensible debido a que aún no han podido demostrarse las causas concretas que producen cada uno de los diferentes trastornos mentales. Y es que la complejidad del cerebro humano implica una síntesis dinámica entre biología, genética, emociones, vivencias, mente, cultura, condiciones personales y sociales, sin parangón con ningún otro órgano humano.

Pero para entendernos, podemos definir un trastorno o enfermedad mental como una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o del comportamiento, en que quedan afectados procesos psicológicos básicos como son la emoción, la motivación, la cognición, la consciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc, lo que dificulta a la persona su adaptación al entorno cultural y social en que vive y crea alguna forma de malestar subjetivo.

Por otro lado, estudios sobre salud mental consideran que salud y enfermedad mental no son condiciones que permiten definir a la una como la ausencia de la otra, sino que son un continuo en el que se reflejan diferentes grados o niveles de bienestar o deterioro psicológico. Se ha tratado de identificar los componentes principales de la salud mental: bienestar emocional, competencia, autonomía, aspiración, autoestima, funcionamiento integrado, adecuada percepción de la realidad etc.

“Mental Health Awareness” de Chloe Capture (CC 0)

Aproximadamente uno de cada cinco (20%) españoles presenta un trastorno mental en algún momento de su vida. Las mujeres, las personas jóvenes, los que tienen un nivel menor de la educación y los desempleados son los grupos con más riesgo y que precisan mayor atención sanitaria. Los trastornos más frecuentes son el episodio depresivo mayor, la fobia específica, la distimia (una exageración del estado afectivo), y el abuso de alcohol. El episodio depresivo mayor y la fobia específica son los más frecuentes de todos.

La prevalencia de los trastornos mentales en España es inferior a la referenciada por otros estudios realizados en países occidentales, en los que aproximadamente una de cada cuatro personas (25%) cumple criterios diagnósticos de un trastorno mental el año pasado y alrededor de 40% llega a presentar un trastorno en algún momento de la vida. En general, la prevalencia en los países mediterráneos es inferior a la de los países del norte de Europa.


“de ilusión a obsesión” de Adriano Agulló (CC by 2.0)

Tipos de enfermedades mentales

  • Estado de ánimo
    • Ej. la depresión mayor, distimia, y bipolar
  • Trastornos psicóticos
    • Ej. la esquizofrenia
  • Ansiedad
  • Personalidad
  • Sueño
    • Ej. insomnio, noctámbulismo
  • Conducta Alimentaria
  • Cognitivo
    • Ej. delirio, deterioro, demencia senil

Trastornos del estado de ánimo

  • La depresión es una enfermedad psiquiátrica que afecta negativamente a la capacidad de una persona para trabajar, estudiar, comer, dormir y disfrutar de lo que fueron actividades placenteras. Puede afectar a cualquier persona y requiere tratamiento. Es lo más común trastorno mental.
    • Afecta más a las mujeres a causa de los cambios hormonales que ellas pasan por lo largo de su vida.
    • Puede aparecer en cualquier edad pero normalmente comienza entre los 20 y los 40 años.
      • Ocurre en los jóvenes y los mayores de 65 años más y más.
    • Pacientes con enfermedades crónicas tienen una predisposición mayor a la depresión.
  • La diferencia entre la tristeza la depresión es que la tristeza se alivia con el tiempo pero la depresión permanece por mucho tiempo y impacta a la vida de la persona afectada.
  • Factores que aumenta el riesgo de la depresión: 
    • antecedentes de familiares depresivos
    • alteraciones en el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales
    • personalidad de baja autoestima o pesimismo
    • el consumo de algunos medicamentos o tóxicos
    • la pobreza
    • abuso y violencia
  • El Tratamiento de la depresión: terapia, psicoterapia y fármacos.

“Depresión” de Dustin Foto (CC by 2.0)

  • El trastorno bipolar: (trastorno maníaco-depresiva) es una alteración de los mecanismos biológicos que regulan el estado de ánimo. Se caracteriza por la presencia cíclica de períodos de fase maníaca (elevación del estado de ánimo, eufórico, expansivo e irritable) y fases de depresión. Esas personas sufren de la pérdida de interés, falta de concentración, intensa apatía (cualquier tarea es imposible) y alteraciones del sueño. Estos síntomas son comunes en las diversas formas de la depresión. Sin embargo, tienen episodios inversos en los que se sienten capaces de todo y esto de llama la manía hipomanía. Algunos se presentan de fases mixtas en las que se entremezclan síntomas de la depresión y síntomas de euforia.

La Esquizofrenia

  • Es uno de los trastornos mentales más complejos y se considera una enfermedad cerebral.
  • Es un trastorno psicótico caracterizado por un desorden cerebral de aparición aguda que deteriora la capacidad de las personas para pensar, dominar sus emociones, tomar decisiones y relacionarse con otros.
  • Delirios: creencias o pensamientos falsos son fundamento real que el individuo cree ciegamente.
  • Alucinaciones: escuchar, ver, o sentir cosas que en realidad no existen.
  • Pensamiento desordenado: “saltos” de; pensamiento entre temas totalmente inconexos.
  • Afecto Plano: apariencia o estado de ánimo que no refleja emoción alguna.
  • Comportamiento catatónico: marcado por movimiento lento o ausente. Quienes lo experimentan pueden permanecer sin moverse durante horas, demostrar posturas peculiares, hacer gestos rítmicos, o pasearse durante un periodo extenso de tiempo.
  • Otras síntomas de la esquizofrenia son la depresión y la ansiedad.
  • Las personas afectadas experimenten un deterioro de la función cognitiva, afectando a su memoria, capacidad de concentración y sus habilidades motoras.

“Ansiedad” de Aitor Calero (CC by 2.0)

Trastornos de Ansiedad

  • Es un estado de tensión y nerviosismo mantenido con preocupaciones constantes en torno a situaciones o acontecimientos pronosticados como desfavorables. Los temores se relacionan con el trabajo, la familia, la salud, la economía, y otros aspectos de la vida diaria. Ningunos de los miedos tienen base en la realidad.
  • Síntomas físicos son temblores, tensión muscular, dolor de cabeza, irritabilidad, mareos, falta de aire, náuseas, necesidad urgente de orinar, sensación de nudo en la garganta, taquicardia, hiperventilación, dificultades en dormir, fatiga excesiva y dificultad para concentrarse.
  • Se diagnostica cuando la persona tiene tres o más síntomas durante más de seis meses por adultos y un mes por los niños.
  • El tratamiento para esta patología conjuga los medicamentos con los procedimientos cognitivo-conductales. Incluye información sobre la naturaleza su ansiedad, aprender a relajarse, identificación de actividades contraproducentes, prevención de conductas patológicas, técnicas para solucionar problemas, exposición controlada y progresiva a situaciones temidas y desarrollo de habilidades sociales.
  • Medicamentos incluyen los ansiolíticos, concretamente las benzodiacepinas, las azapironas, los antidepresivos tricíclicos e inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina.

“Medicina” de tr0rr3r (CC BY-SA 2.0)

  • Escalofrío: sensación de frió intenso con temblores
  • Sofoco: sentimiento de vergüenza, de mucho color
  • Náuseas: sentirse como va a vomitar
  • Sacudidas: contracciones y relajaciones musculares violentos
  • Sudoración: la acción de secretar un líquido de las glándulas de la piel
  • Despersonalización: sentimientos extraños de sí mismo y del ambiente

Psiquiatría Infantil y Juvenil

  • Los más comunes son los relativos del déficit de atención e hiperactividad, los trastornos del comportamiento y los trastornos de ansiedad.
  • Los menos frecuentes y más graves son los trastornos generalizados del desarrollo como el autismo y la esquizofrenia.
  • Otros trastornos psiquiátricos son los enfermedades psicosomáticos, la depresión, trastornos de aprendizaje y problemas de la personalidad.
  • La frecuencia de los trastornos depende de la edad, sexo, y nivel socio-económico.
  • Chicos sufren más de los trastornos como la agresividad, trastornos de conducta y la adicción.
  • Las chicas sufren más de trastornos de la alimentación,  la depresión y la ansiedad.
  • 10% de niños sufren del déficit de atención e hiperactividad.
  • 20% de niños y adolescentes sufren de un trastorno mental y 50% de estos casos son a causa de la ansiedad y la depresión.
  • 6-8% sufren de trastornos de comportamiento de tipo agresivo/disruptivo.
  • 5% sufren de trastornos de la alimentación.
  • 1% sufren de trastornos graves como psicosis y esquizofrenia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *